CÓMO GESTIONAR EL CAMBIO EN 4 FASES

Ideas Son Eventos

Ya estamos metidos de lleno en el verano y eso significa: CAMBIOS. Los horarios de trabajo cambian, los de las comidas, las rutina del día… y es que todos queremos aprovechar al máximo esta época del año.

Todos queremos salir lo antes posible de trabajar para disfrutar de un ratito de piscina, de playa o para tomar algo en una terracita al sol con nuestros amigos. El verano está para pasarlo bien y por eso hacemos cambios en nuestra vida que muchas veces nos estresan y lo que buscamos es todo lo contrario.

Así que lo mejor es introducir los cambios poco a poco hay que planificarlos con tiempo. Si todavía no has empezamos a cambiar tu rutina, como suele “exigir” el verano, no te preocupes porque todavía estás a tiempo. Sólo tienes que seguir 4 fases y verás como consigues sacar el máximo partido al verano:

  • Hazte la vida más fácil. Dedica una hora a la semana a organizarte. Un buena idea es sentarse los domingos por la tarde-noche y planificar toda la semana: trabajo, tareas de casa, menús, tiempo libre. Asigna tiempo a cada cosa que tengas que hacer para poder llegar a todo, un truco es dar un poco más de tiempo a cada tarea porque seguro que habrá cosas que nos lleven más tiempo del que pensamos y otras menos. Todas las noches antes de dormir prepara la ropa para el día siguiente, antes de terminar el día de trabajo planifica las tareas del día siguiente, prepara la comida etc., así cada día ganarás tiempo y serás más productiva.
  • Buscar una motivación. Es verano, hace buen tiempo, así que sal a disfrutar. Ponte un premio al final de cada día, haz algo que realmente de apetezca, dedícate tiempo a ti. Y los fines de semana pon un tiempo para hacer cada uno de los planes que tengas: tomar algo con las amigas en una terracita, a dar un paseo con tu pareja, a cenar fuera… Motívate porque es verano y las horas en la oficina a veces se ponen cuesta arriba al ver el sol entrando por la ventana y la mente se dispersa.
  • Suma cosas buenas. Al final de cada día haz un pequeño balance de todas las cosas buenas que has hecho y comprueba que has cumplido con las tareas que tenías para ese día. Verás como te motiva para seguir cumpliendo tus objetivos porque vas a notar que cada día el tiempo te da para más.
  • Ser flexible. Hay que ser realista siempre hay días que por diferentes motivos no consigues cumplir con todos los objetivos pero no pasa nada. Hay que se flexible y adaptarse, esto en eventos suele pasar: está todo controlado al milímetro y justo el día el evento surge un imprevisto y el invitado de honor no puede asistir, el presentador se pone malo, etc., y estamos obligados a cambiar el guión sobre la marcha. Pero no pasa nada hay que ser flexible y adaptarse a las circunstancias, en el caso de los eventos buscar una solución rápidamente para que nadie se dé cuenta de los imprevistos y en caso de nuestra organización cambiarlo de día, buscar un hueco en otro momento o aplazar la recompensa de ese día. Es decir, en vez de salir con las amigas te quedas terminando las tareas y el fin de semana cuando ya estas más libre sales con ellas o te vas fuera esos días.

¿Te estrenan los cambios?

¡FELIZ MIÉRCOLES!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...