Y SE TERMINÓ…

Pues sí, ya se terminó la Navidad y ya volvimos a la rutina después del parón de las fiestas.
 
El volver a la rutina siempre cuesta un poco pero enseguida uno se acostumbra sobre todo porque esta semana fue corta. Así nos adaptamos, volvemos a coger el ritmo, descansamos el fin de semana y y el lunes comenzamos con las pilas bien cargadas la nueva semana.
 
En el post «Día perfecto para…» os conté un poco cual era mi plan para ese día y lo que suelo hacer para que volver a la rutina no se me haga duro. Pero si sois de los que os cuesta mucho la vuelta al trabajo después de los periodos vacacionales en el post «Síndrome post-vacacional» os dí algunas pautas para sobre llevar mejor la vuelta.
 
La verdad es que esta vez no me ha costado nada volver a la rutina, es más, tenía ganas ¡la echaba de menos! Las Navidades fueron geniales, volvimos a casa, a Asturias, vimos a los amigos y a la familia pero, estar todo el día un lado para otro y de comilona en comilona… bufff, me apetecía calma y normalidad.
 
El viaje de vuelta, como siempre, fue cansado un palizón pero nada más abrir la puerta de casa… sentí tranquilidad y también frío después de tantos días cerrada parecía un iglú jajaja.
 
Ahora, ya estoy nuevamente a tope, los temas del blog vuelven a la normalidad, ya tengo el mes casi organizado y la prioridad es terminar el proyecto que llevo meses preparando para poder lanzarlo cuanto antes (igual por eso también tenía ganas de volver…) Pero como dice la frase con la que os dí los buenos días en las redes sociales «No llega antes el que va más rápido sino el que sabe donde va», por eso las cosas van poco a poco todo necesita su tiempo y vale más hacer las cosas despacio y bien que rápido y mal. Las prisas nunca son buenas y menos si se trata de crear algo.
 
¿Cómo lleváis la vuelta?
¿Teníais ganas de volver a la rutina como yo?
¡Feliz Viernes!
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...